Impacto del Cambio Climático en el Océano Pacífico fue uno de los énfasis del Lowphox I

Miércoles 10 de Febrero de 2016

A bordo del Crucero Cabo de Hornos, 26 investigadores del Instituto Milenio de Oceanografía (IMO) analizaron las zonas de mínima de oxigeno y la influencia del cambio climático en el Océano Pacífico, frente a las costas de Iquique.

Con el objetivo de investigar desde distintas perspectivas la Zona Mínima de Oxigeno (ZMO) del norte de Chile, para comprender y evaluar el impacto de la acidificación del océano y pérdida de oxígeno en las aguas marinas, a consecuencia del cambio climático, los científicos nacionales navegaron durante 23 días en uno de los cinco cruceros oceanográficos mejor equipados del mundo.

“Por primera vez, tenemos la oportunidad de trabajar en una embarcación de esta envergadura y en excepcionales condiciones, estamos orgullosos de formar parte del primer grupo seleccionado por CONICYT que tiene la posibilidad de usar tiempo de navegación en un crucero que representa un salto cualitativo para la oceanografía chilena y que tomamos como una gran responsabilidad, pues nos permite demostrar que hacemos un trabajo de nivel mundial”, señaló Osvaldo Ulloa, Jefe a bordo del crucero y Director Científico del Instituto.

La propuesta: “Tramas tróficas y el ciclo del carbono en aguas de bajo pH y bajo oxigeno (Lowphox I): potencial impacto de El Niño” fue una de las dos adjudicadas este 2015, Rubén Escribano, director alterno del IMO, hizo hincapié en el éxito obtenido “funcionaron todos los instrumentos claves, lo que es importante en una expedición en la que se empleó equipo que nunca se ha probado antes”. En esta ocasión se probó la primera Roseta diseñada y construida completamente en el país, por técnicos del IMO, la que alcanzó una profundidad de 3000 m y fue utilizada para la obtención de muestras.

"Pusimos a prueba un barco relativamente nuevo donde hasta el momento no se había tenido oportunidad de realizar una expedición de esta envergadura y con la más alta tecnología", cuenta el Dr. Escribano del departamento de Oceanografía de la Universidad de Concepción. Junto a esto, se tomaron muestras de posibles nuevas especies de peces y bacterias.

Por su parte, El director ejecutivo de CONICYT, Christian Nicolai, destacó que los científicos que participaron de este viaje “recogieron muchísima información que puede demorarse incluso hasta dos años en ser procesada en una primera etapa, por lo tanto, hay que esperar también los resultados que se alcanzarán en los respectivos laboratorios”.

Con gran éxito y una ardua tarea por delante, culminó la primera expedición científica desarrollada por la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica, CONICYT, a través del Programa de Investigación Asociativa, PIA. Cabe destacar, que junto a las investigaciones realizadas por el IMO, el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomín), llevo a cabo estudios para comprender la transformación del fondo marino asociado a procesos volcánicos. Una vez tomadas las muestras y realizado los experimentos en terreno, se espera que durante el primer semestre del próximo año se den a conocer algunos resultados preliminares de los descubrimientos realizados.

Otras noticias

Ver más noticias
Universidad de ConcepciónPontificia Universidad Católica de ChileMinisterio de Economía, Fomento y TurismoIniciativa Científica Milenio
© 2017 - Instituto Milenio de Oceanografía